Asesinan a joven al acudir a encuentro con vendedor de PlayStation

Agencias

 

Danny Diaz.- Delgado, de 20 años de edad, quería comprarle a su hermano menor una consola de videojuegos PlayStation, pero cuando se encontró con el vendedor, fue atado y asesinado de un tiro en la cabeza.

El portal The Trentonian, reportó que el día de su muerte, el joven le había dicho a su madre que saldría por solo una hora, pero jamás regresó a casa.

Al día siguiente, la Policía local encontró el cuerpo de Danny boca abajo, cerca de un arroyo.

Su cadáver presentaba varias heridas de bala en la cabeza, torso y piernas.

El reporte oficial indica que las manos del joven estaban atadas a su espalda con un cable eléctrico y que su rostro estaba cubierto por cinta de aislar color rosa.

Olga Diaz, su madre, dijo a una televisora de Nueva Jersey que Danny “era un buen chico que amaba a dios, pero que ahora estaba muerto”.

La mujer dijo a la televisora que su hijo solía prometer que “un día tendría mucho dinero y que jamás volverían a ser pobres”.

Las autoridades creen que el homicidio sucedió luego de que el principal sospechoso, Rufus Thompson, de 29 años de edad, forzara a Danny a revelarle la clave pin de su tarjeta de débito para realizar varios retiros monetarios en un cajero automático.

Apenas el pasado sábado 31 de marzo, Thompson fue detenido por la Policía por los cargos de asesinato, robo y secuestro.

Tras investigar la escena del crimen y los lugares donde el sospechoso estuvo después de haber asesinado a Danny, se descubrió al interior de su domicilio una caja vacía de PlayStation, cinta de aislar rosa como la que usó para cubrir el rostro de su víctima, y una televisión con el cable cortado.

Se sospecha que Thompson retiró dinero de la cuenta bancaria de Danny en al menos tres ocasiones: una por $240, otra por $500 y una última por $200 dólares.

No contento con asesinar y robar al joven, el sospechoso presumió sus crímenes en su cuenta de Facebook, mostrando fotos en las que aparecía sosteniendo varios billetes de $20 dólares cada uno, que juntos sumaban al menos $240 dólares.

Tras analizar la computadora de la víctima, se confirmó que Thompson había sido el vendedor que Danny había contactado para comprarle un PlayStation 4 a su hermano menor.

A Diaz-Delgado le sobreviven sus padres y 12 hermanos. Olga, su madre, llamó a su hijo “un guerrero” durante su entierro, mismo que tomó lugar el sábado pasado.

 

Comentarios desde Nuestro facebook