ASÍ LUCE EL NIÑO MÁS GORDO DEL MUNDO TRAS BAJAR DRÁSTICAMENTE DE PESO

Arya Permana es su nombre y sus papás están muy felices con el resultado

En 2016. Arya Permana, originario de Indonesia, se volvió famoso por ser reconocido como el niño más gordo del mundo a sus 10 años. Tan solo un par de años después, ya logró perder una cantidad significativa de kilos.

 

El niño que solía pesar casi 200 kilos y ya logró bajar casi 80, tras ser sometido a una cirugía pare reducir el tamaño de su estómago, una dieta estricta y por su puesto, ejercicio.

 

Rokayah y Ade Somantri, sus padres, están muy contentos con el gran avance que su hijo de 12 años ha logrado, pues antes no podía valerse por sí mismo, además había provocado serios problemas financieros a la familia.

“Estamos felices de verlo digirirse a una vida saludable. Es muy activo y tiene buena salud. Ya no hay preocupación por problemas respiratorios, además puede caminar y correr sin perder el aire”

Arya solía comer 5 veces al día, sin embargo, debido a la operación, su dieta está restringida a ciertas porciones de arroz y leche, además no puede comer azúcares ni carbohidratos y corre o camina por 2 kilómetros al día, también juega badminton y futbol.

Comentarios desde Nuestro facebook