Desciende la dependencia comercial de México con EU.

29 Nov, 2017. Al cierre del año pasado, las exportaciones mexicanas de mercancías dirigidas hacia Estados Unidos, el principal socio comercial del país, representaron 82.67% del total, con una variación porcentual anual de 0.5 por ciento, según datos oficiales. Recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que durante los primeros 10 meses de este año los envíos hacia Estados Unidos representaron 81.73%, a pesar de que en el mismo periodo crecieron de forma anual 7.8 por ciento.

 

Esta ligera disminución en la dependencia comercial hacia Estados Unido se da en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el cual el Presidente Donald Trump ha “amenazado” con salirse o imponer una actualización quinquenal. De la quinta ronda de negociación llevada a cabo en México, se ha dicho que siete o poco más de las 30 mesas están listas para que sean cerradas antes de concluir 2017, en temas como anticorrupción, telecomunicaciones, buenas prácticas regulatorias, medidas sanitarias y fitosanitarias, facilitación comercial, comercio electrónico, obstáculos técnicos al comercio, y varios anexos sectoriales.

 

En el periodo enero-octubre de 2017, el valor de las exportaciones totales de México alcanzó 336 mil 189 millones de dólares, lo que significó un avance anual de 9.7 por ciento.

 

Así mismo, las exportaciones mexicanas hacia el resto del mundo apenas han tenido un avance de 0.94 puntos porcentuales desde el cierre de 2016 a octubre de este año, representando ahora el 18.27% dentro de la estructura total de los envíos al exterior.

 

El gobierno mexicano ha impulsado recientemente la apertura de más destinos para las exportaciones, siendo los mercados asiáticos –con el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP)-, la actualización del tratado comercial con la Unión Europea, la ampliación de la Alianza del Pacífico y el acercamiento con naciones del Medio Oriente, sus principales objetivos hasta ahora.

 

Sin embargo, los especialistas han coincidido en que la dependencia hacia Estados Unidos se mantendrá en el futuro, aunque de salirse el TLCAN e incluso de la Organización Mundial del Comercio (OMC), podría representar un riesgo inminente para la economía mexicana, ya que toda su infraestructura relacionada con el comercio exterior está enfocada en atender a su vecino del norte.

 

Enrique Duarte. @EDuarteT21

Comentarios desde Nuestro facebook