EL ACERCAMIENTO DE RUSIA HACIA ASIA EL GIRO EN LAS RELACIONES EN EL 2017

Durante 2017 Rusia se acercó a Asia en diversos campos. Descubre los principales hitos de la diplomacia rusa en esta región.

La Organización de Cooperación de Shanghái

La adhesión de la India y Pakistán a la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS) fue uno de los eventos más importantes de 2017. No obstante, varios expertos entrevistados por el periódico ruso Kommersant calificaron este paso como poco inteligente debido a que las discrepancias entre India y China podrían amenazar con paralizar el trabajo de esta organización internacional.
Sin embargo, algunos especialistas destacaron que la adhesión de nuevos miembros a la Organización de Cooperación de Shanghái permitirá al ente convertirse en una organización realmente global aunque encontrar consensos en su seno será más difícil que, por ejemplo, en la ONU.

«2018 deberá ser el año clave para la OCS, que demuestre si esta organización puede reconfigurarse o no para funcionar correctamente o si debe retirarse de la escena por completo», escribe el periodista ruso Mijaíl Korostikov en un artículo para el periódico ruso Kommersant.

China

Las relaciones entre Rusia y China han sido estables y se han desarrollado positivamente en 2017. Los mejores resultados han sido alcanzados en el ámbito económico.

Actualmente ambos países están negociando dos acuerdos comerciales a gran escala: uno entre Moscú y Pekín y el otro entre China y la Unión Económica Euroasiática (UEE).
Rusia adelantó a Arabia Saudí como el principal exportador de petróleo a China tras incrementar sus exportaciones a este país asiático en un 15,9%. Además, Rusia finalizó la construcción del segundo tramo del oleoducto Scovorodino-Mohe-Daqing. El petróleo empezará a bombearse a través de esta infraestructura el 1 de enero de 2018.

Lea más: La India llama a Rusia y China a fomentar la cooperación tripartita

Este año la empresa china Fosun adquirió —por un valor de 900 millones de dólares— el 10% de las acciones de la compañía Polyus zolota, mientras que la empresa china CEFS compró el 14,16% de las acciones del gigante Rosneft por 9.100 millones de dólares. La empresa Novatek también terminó la construcción del proyecto Yamal LNG, cuyo 29,9% está en manos de capitales chinos.

En cuanto al turismo, 900.000 turistas procedentes de China visitaron Rusia en 2017.

Corea del Sur

Las relaciones con Seúl empezaron a recuperarse tras la elección de Moon Jae-in como presidente del país. Desde el principio, el político surcoreano abogó por un acercamiento con Moscú, aunque la escalada de la crisis en la península de Corea le empujó a entablar una cooperación más estrecha con EEUU.

Durante la celebración del Foro Económico Oriental, en septiembre de 2017, Moon Jae-in anunció la creación del Comité Especial Económico que se encargará de desarrollar la cooperación de Corea del Sur con los países del norte. Seúl espera así incrementar las inversiones comerciales. Además, existe otro plan para tender ‘nueve puentes de cooperación’ con Rusia en la esfera energética y agrícola.
Los representantes de Corea del Sur también empezaron a promover la iniciativa para la creación de una zona de libre comercio con la Unión Económica Euroasiática.

Corea del Norte

La crisis norcoreana se ha convertido en el principal problema asiático y global. En 2017, Pyongyang ensayó 16 misiles y una bomba de hidrógeno. Estos ensayos empeoraron las relaciones entre Corea del Norte y China —su aliado más poderoso en la región—. La conducta de Pyongyang motivó que EEUU incrementara sus fuerzas militares en Asia, que ahora amenazan no solo a Corea del Norte, sino también a la propia China.

En estas circunstancias, Rusia se convirtió en una especie de puente entre EEUU y Corea del Norte.
En septiembre de 2017, Joseph Yun, representante especial de EEUU para Corea del Norte, y Choe Son Hui, jefa del Departamento de América de la Cancillería de Corea del Norte, llegaron a Moscú para intercambiar mensajes e ideas sobre la crisis norcoreana.

«El inicio del regreso de Moscú como árbitro de la crisis norcoreana es un éxito de la diplomacia rusa», asegura el autor del análisis.

Japón

Las relaciones con Japón decepcionaron a muchos expertos rusos este año, prosigue el periodista. Durante los tres últimos trimestres, la circulación de mercancías entre Rusia y China creció un 33,1%, entre Rusia y Corea del Sur el incremento fue del 38,6%, mientras que el comercio entre Rusia y Japón aumentó tan solo un 16,6%.

El vice primer ministro ruso Yuri Trútnev declaró el 18 de diciembre que, salvo un milagro, estaremos ante un ‘antirecord’ de Japón en cuanto a las inversiones en Rusia que no se había registrado desde 2005.

Hiroshige Seko, ministro de Economía de Japón, destacó el hecho de que muchas inversiones japonesas en Rusia fueron realizadas a través de terceros países y por eso no figuran en los datos bilaterales.

Los expertos entrevistados por el periódico Kommersant señalaron que las demandas draconianas de Japón para garantizar el reembolso de los capitales invertidos y la lentitud de la burocracia nipona fueron las principales causas del freno a la cooperación entre ambas naciones.
Además, en diciembre de 2017, el gabinete de ministros de Japón anunció el despliegue en el país del sistema de defensa antiaérea estadounidense Aegis Ashore.

«Aunque en la Embajada de Japón en Rusia aseguraron que estos sistemas no van a estar dirigidos contra Rusia, en Moscú opinan lo contrario», enfatiza el autor del artículo.

fuente

Comentarios desde Nuestro facebook