En 2018 si bajas de peso, podrás deducir impuestos.

A partir de este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) deberá devolver los impuestos a los contribuyentes que deduzcan gastos en nutriólogo, de acuerdo con una disposición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para combatir la obesidad y el sobrepeso en la población.

 

Ana Sarez, especialista de Sarez Consultores, explicó que este incentivo fiscal es una buena noticia en medio de la incertidumbre económica y social que aqueja a México al arranque del año pues se premiará a los contribuyentes comprometidos con su salud que logren bajar de peso.

Se trata, agregó, de una medida que busca crear conciencia sobre la importancia de tener una dieta sana, además de combatir el sobrepeso y la obesidad en la población y con ello prevenir enfermedades a largo plazo como la diabetes e hipertensión, que en edad adulta deriva en complicaciones severas para el organismo.

Ana Sarez detalló que el incentivo fiscal aplica como cualquier otra deducción personal, la cual se presenta en la declaración anual. El límite en este tipo de deducciones asciende a 15% de los ingresos anuales o a cinco salarios mínimos anuales, el que resulte menor.

“Al presentar la declaración con la deducción de gastos personales, disminuye la base gravable, de modo que al final del ejercicio pagas menos impuestos o, en el mejor de los casos, el cálculo te arroja un impuesto a favor y con esto puedes acceder a la devolución de impuestos”, afirmó la consultora.

El único requisito, indicó, es reunir el comprobante fiscal que emite el nutriólogo por la consulta y la prestación de sus servicios profesionales.

Con información de El Universal

Comentarios desde Nuestro facebook