Hombre muere succionado por aparato de resonancia magnetica.

La víctima ingresó a la habitación donde se encontraba el aparato con un tubo de oxígeno en sus manos.

 (horizontal-x3)

Todo sucedió en el sábado pasado en el hospital Nair de la ciudad india de Bombay, cuando Rajesh murió tras ser succionado por una máquina de imagen por resonancia magnética.

De esta forma, el hombre infringió la regla que prohíbe ingresar con objetos metálicos a esa sección del hospital.

Rajesh fue violentamente “arrastrado hacia adentro por la fuerza magnética de la máquina” y murió momentos después a causa de los traumas recibidos, según contó el cuñado del fallecido.

El familiar de la víctima dijo que el aparato permanecía encendido cuando en realidad debía estar apagado, pero el personal del hospital había asegurado que era seguro entrar a la sala. Sin embargo, las autoridades de la institución lo niegan.

Por el caso se abrió una investigación por homicidio por negligencia contra el doctor y el enfermero, quienes fueron detenidos, y una enfermera asistente.

Las imágenes del circuito de seguridad privado del hospital se han entregado a la Policía, que continúa investigando el caso. Asimismo, el tío de la víctima ha explicado que el médico le dijo a su sobrino que podía entrar a la sala con el cilindro metálico, ya que la máquina estaba apagada.

El gobierno ha anunciado una indemnización de 500,000 rupias, unos $8,600, para la familia de la víctima.

Comentarios desde Nuestro facebook