La corrupción y la impunidad, harán de México un país más pobre y violento.

El Índice de Competitividad Internacional (ICI) –que mide la capacidad de las economías más importantes del mundo para generar, atraer y retener talento e inversión- colocó a México en el lugar 36, de 43 países evaluados, con lo que avanzó un lugar en comparación con el año pasado.

El primer lugar del índice lo ocupa Noruega, seguida por Suiza y después Suecia. En cuarto lugar está Irlanda; en quinto Canadá; y en sexto Dinamarca. En séptimo se ubica Finlandia y en octavo Japón. Australia es el noveno y Reino Unido el décimo de la lista. Antes que México aparecen países como Costa Rica, Perú, Brasil, Colombia y Turquía.
El informe señala que “preocupan los niveles de violencia y corrupción” e identificó “cinco desafíos que amenazan la competitividad de México“.

Entre ellos remarcó que “la continuidad de las reformas educativa y energética depende de la implementación de elementos clave en los próximos años.”.

Otro punto es que “existe una falta de Estado de derecho en dos de sus versiones más perniciosas: la corrupción y la impunidad. De no enfrentarse, México será un país más pobre, violento y con menores oportunidades de prosperidad”. 

“Para que funcione el Sistema Nacional Anticorrupción deben funcionar los pilares básicos de la democracia: autonomía del ministerio público, un sistema de procuración de justicia y la división de poderes”, estableció.

Comentarios desde Nuestro facebook

Deja un comentario