La verdadera historia Wang Fuman; No sólo se congelo el pelo, también las manos.

La foto de viral de un niño que llego a su escuela con el cabello y las pestañas congeladas inundó de ternura las redes sociales, lo cierto es que no todo es ternura para él, la verdad es que también este pequeño tenía las manos lastimadas por el fuerte frio que hay en China.

Wang Fuman se presentó ante sus compañeros y maestros en la escuela primaria de Zhuanshanbao, en China.

El pequeño de 8 años de edad de origen chino recorre más de 4,5 kilómetros bajo una temperatura de nueve grados bajo cero para poder estudiar.

The Paper mostró cómo llega Wang Fuman a la escuela desde su vivienda, ubicada en la localidad de Zhaotong, en una zona rural de la provincia de Yunnan, al sur de China.

Las imágenes fueron difundidas por su maestro, donde se muestran al pequeño con ropa muy fina pese al frío del lugar y con las mejillas enrojecidas, las imágenes han conmocionado al mundo entero, se han hecho virales y han sido compartidas por cientos de miles de personas en las redes sociales. Algunas de ellas han manifestado su apoyo y han querido ir más allá ofreciéndose a donar ropa de invierno al escolar para que este combata mejor las temperaturas gélidas que padece a diario.

Comentarios desde Nuestro facebook