La visita de Tillerson confirmó la alianza del PRI con el gobierno de Trump para tumbar a AMLO

Vaya manera de desnudar lo que será una estrategia en conjunto que será ejecutada de manera tripartita por el gobierno federal, el gobierno de los Estados Unidos y el Partido Revoluvionario Institucional.

La visita del Secretario de Estado estadounidense a tierras mexicanas, Rex Tillerson, se llevó a cabo en medio de sendas declaraciones en las que aseguró que el Gobierno de Rusia está ya interviniendo en la elección presidencial mexicana.

Tillerson se reunió con los cancilleres de Canadá, Chrystia Freeland, y , Luis Videgaray, en la capital mexicana. Allí, Tillerson lanzó advertencias sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de este año en México.

Recomendó a las autoridades mexicanas “prestar atención” ante una potencial injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de julio. “Sabemos que Rusia tiene sus huellas dactilares en elecciones de todo el mundo. Mi recomendación es que presten atención a lo que sucede”, ha subrayado.

Las declaraciones de Tillerson se suman a la estrategia que ha desplegado el PRI con la finalidad de tumbar la candidatura de López Obrador, quien encabeza las encuestas presidenciales.

El primer round de esta estrategia le salió el “tiro por la culata” al gobierno federal luego de que se revirtiera en contra de su candidato los señalamientos de los vínculos de AMLO con Rusia. De hecho, se ha convertido en un grito de guerra en todo el pais de la campaña obradorista elndecir que “los rusos están con López Obrador”.

Por su parte, el secretario de Mexicanos en el Exterior y Política Internacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Héctor Vasconcelos, negó de manera categórica la supuesta injerencia de Rusia en los asuntos de su partido o en la precampaña de su aspirante presidencial, Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista con El Financiero, el diplomático aseguró que nunca ha tendido “en ninguna forma contacto con agentes rusos, en ningún grado o forma”, por lo que descartó cualquier intromisión de la Federación Rusia o cualquier otro país en los asuntos de Morena.

El mismo López Obrador, agregó, tampoco se ha reunido con agentes rusos o del gobierno venezolano, como acusan algunos sectores de la derecha mexicana.

“No tenemos nada que ver con los regímenes recientes. ¡Es infame y no se basa en ninguna realidad!” la acusación, destacó, para luego enfatizar:

“No somos ni prorusos, ni cubafilos o filovenezolanos. Somos filomaderistas, de Francisco I. Madero” Héctor Vasconcelos. Morena

Con imágenes de Cuartoscuro. 

Comentarios desde Nuestro facebook