Marco fue triunfador del Soumaya y podía entrar gratis a todos los museos del país.

 

La incertidumbre que hay en torno al paradero de Marco Antonio se alimenta por el hermetismo que la Secretaria de Seguridad Publica de la CDMX está manejando. Un escueto comunicado en el que se informa de la detención de los policías que participaron en la detención del menor en Azcapotzalco.

Por su parte, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, no ha emitido posicionamiento en torno al caso. El silencio cómplice o pusilánime de Mancera lastima.

Marco Antonio es un joven destacado. Desde niño mostró su gusto por el arte, la pintura, la fotografía y los museos. En alguna ocasión participó en un concurso de arte infantil en el Museo Soumaya, de Carlos Dlim, y lo ganó. Gracias a ello, disfrutaba de entradas gratis a todos los museos del país, para toda la vida.

“De niño, mi hijo ganó un premio en el Museo Soumaya que le permite visitar museos de manera gratuita en todo el país. Sólo hace unas semanas, había visitado la Biblioteca Palafoxiana en Puebla”, explica su madre antes de continuar con la reconstrucción de los hechos, para Excélsior.

Marco Antonio Sánchez no aparece, el Gobierno de la CDMX no da luces sobre su paradero. Lo único que sabemos es que fue detenido por unos policías de la CDMX en Azcapotzalco, fue golpeado por ellos (un amigo de Marco fue testigo) y no se supo más de él.

Mientras tanto, la indignación y el coraje crece entre los capitalinos quienes nos unimos bajo la consigna #DóndeEstáMarcoAntonio, e redes sociales y en la calle integrantes de la sociedad capitalina exigen al gobierno de Miguel Ángel Mancera de respuesta sobre el paradero del joven preparatoriano de la UNAM.

Imagen con todos los derechos reservados de @MoneroRape

Comentarios desde Nuestro facebook