México y Canadá, serían los grandes perdedores en el TLC, si no prosperan negociaciones.

REUTERS. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo este martes que cree que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) llegarán a “algún tipo de acuerdo” para la evaluación del presidente Donald Trump, pero repitió sus advertencias de que Estados Unidos está dispuesto a abandonar el pacto si no se resuelven problemas clave.

 

Ross, que habló antes del inicio de una quinta ronda de conversaciones para modernizar el TLCAN esta semana, dijo que México y Canadá sufrirían mucho más que Estados Unidos si el pacto se acaba.

“Ciertamente preferiría que recuperaran el sentido e hicieran un trato sensato”, dijo Ross en un foro patrocinado por el diario Wall Street Journal.

“En cualquier negociación, si tienes una parte que de hecho no está preparada para retirarse cualquiera que sea la situación, esa parte va a perder”, agregó Ross. 

Trump ha criticado incansablemente al TLCAN por trasladar empleos de manufacturas de Estados Unidos a México, calificándolo como “el peor acuerdo comercial jamás negociado” y ha amenazado con eliminarlo a menos que se pueda mejorar para reducir los déficits comerciales de Estados Unidos.

Ross dijo que el “punto de vista general de Trump es mejor no tener un tratado que tener uno terrible”, pero agregó que no sabe cómo Trump evaluará el acuerdo que resulte de las negociaciones.

“Algún tipo de borrador llegará a su despacho. Por lo tanto, será una decisión de dos alternativas”, dijo Ross.

En las negociaciones, que se reanudarán en la Ciudad de México el jueves, se espera que México y Canadá respondan a las duras demandas de Estados Unidos, como una cláusula que de hecho desencadenará frecuentes renegociaciones, así como una controvertida norma de contenido específico de Estados Unidos para productos automovilísticos.

Ross no dio indicios de que los negociadores estadounidenses suavizarán su postura sobre estos temas, que la Cámara de Comercio de Estados Unidos considera “píldoras venenosas” que podrían descarrilar las conversaciones.

Comentarios desde Nuestro facebook