Ni con viagra levanta, en Los Pinos ordenan relanzar campaña de Meade.

 

Comienza el 2018 y en el PRI llega con decisiones trascendentales. La campaña de José Antonio Meade como precandidato a la presidencia de ese partido no ha sido lo que esperaban en el PRI y en Los Pinos.

Apostaban a que en la medida de que la gente conociera a Meade, la preferencia electoral por el candidato priísta también incrementara. Sin embargo, a lo que se han enfrentado los priistas es a que Meade se ha estancado en la preferencia electoral. Su conocimiento entre la población ha crecido sustantivamente en las últimas semanas pero,sin embargo, la preferencia se ha mantenido estática desde que fue dado a conocer como precandidato priísta a la presidencia.

Esto tiene sumamente preocupados los integrantes del “war room” priísta, y no sólo a ellos sino también a quien da las órdenes en los Pinos. A tal grado ha sido la preocupación que ya se considera seriamente la opción de cambiar de candidato dado que en el horizonte no encuentran la fórmula para que crezca en la preferencia el ex secretario de hacienda.

Pero antes de tomar una decisión de tal envergadura, de los Pinos salió la instrucción de relanzar la campaña del prisa. Ahora se veráa un Meade más agresivo realizando señalamientos directos en contra de Andrés Manuel López Obrador ( en el mismo tenor en qué Aurelio Nuño, jefe de campaña de Meade, y Otto Granados, secretario de educación, lo han hecho en los últimos días) apoyado por una operación inusitada en medios de comunicación tradicionales y medios nativos de internet, redes sociales (con bots y toda la cosa).

Les han dado cinco semanas para que haya un cambio sustantivo medible y tangible que demuestre que Meade creció y tiene posibilidades reales de ganarle a López Obrador. En caso contrario la opción será cambiar de candidato o volcarse en apoyo a Ricardo Anaya. No les queda más.

Comentarios desde Nuestro facebook

Deja un comentario