Por ‘textear’ joven arrolla y mata a tres

 

El accidente ocurrió la mañana de ayer en la colonia Altiplano, de la delegación La Presa.

TIJUANA, Baja California.-Los cuerpos de la pequeña Camila y del bebé Uriel quedaron tendidos frente a una de las llantas delanteras de un automóvil marca Jeep Cherokee tras ser atropellados en el bulevar Altiplano, de la colonia del mismo nombre en la delegación La Presa.

A las 8:28 horas de ayer, Camila, de 2 años, iba en los brazos de su madre Estéfani Quezada, quien caminaba por la banqueta del bulevar luego de dejar a su otra hija en un jardín de niños de la zona.

A menos de un metro de distancia, Genoveva Bárcenas también caminaba por la zona y en sus brazos llevaba a su hijo Uriel, de dos meses de nacido.

Cerca de una papelería y sobre el bulevar, un joven manejaba a exceso de velocidad un automóvil marca Jeep Cherokee y en instantes perdió el control del volante, supuestamente por revisar su teléfono celular, y arrolló a las dos madres y a sus pequeños hijos.

“Todo pasó rápido, solo se escuchó el golpe. El joven tenía el teléfono en la mano”, dijo una mujer que presenció la tragedia.

Estéfani recibió el impacto de lleno y su cuerpo quedó prensado entre un muro de concreto y el cofre del automóvil. La misma circunstancia sufrió la pequeña Camila.

Por su parte, la joven Genoveva recibió el golpe en la pierna, sin embargo, su bebé Uriel no corrió con la misma suerte.

Paramédicos de la Cruz Roja que arribaron al lugar minutos después y atendieron a las víctimas declararon sin vida en el sitio a los dos pequeños.

Las madres de los menores Genoveva Bárcenas y Estéfani Quezada fueron trasladadas a recibir atención médica en un hospital, sitio donde horas después Estéfani fue declarada sin vida.

“Era muy tranquila y siempre estaba al pendiente de sus hijos; llevaba como cinco años viviendo aquí”, comentó David Bautista, vecino de la familia Quezada.

La joven, quien se dedicaba a las labores del hogar, era casada y tenía otra hija, a la cual había llevado al jardín de niños momentos antes.

Mientras que Genoveva, quien se mantiene hospitalizada, tenía programado en fechas próximas registrar al pequeño Uriel Vera Bárcenas.

“Son muy reservados, no hablan mucho con los vecinos pero le dijeron al papá del bebé que necesitaba las hojas del registro y todavía no las tienen”, detalló Moisés Saldívar, habitante de la zona.

Conductor detenido
En el sitio del accidente fue detenido por agentes de la Policía Municipal el conductor del automóvil marca Jeep Cherokee, Miguel Ángel “N”, de 18 años.

De acuerdo con información de las autoridades, el joven fue turnado al Ministerio Público, en donde se estará a la espera del lapso de 48 horas para definir su situación jurídica.

Comentarios desde Nuestro facebook