EL PRESIDENTE DE BOLIVIA EVO MORALES TACHA DE “CONSPIRACIÓN” LA CONDENA CONTRA EL EX PRESIDENTE LULA EN BRASIL

 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, tacha de “injusto” el fallo de la Justicia brasileña, que ratificó la condena por corrupción dictada contra el exmandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, mientras denuncia que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) es ‘víctima de una conspiración’.

El jefe boliviano de Estado manifestó el miércoles su solidaridad con el “hermano” Lula, poco después de que el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) de Porto Alegre (Brasil) ratificara e incluso elevara, de 9 a 12 años y un mes de prisión, la sentencia por corrupción que pesa contra el expresidente brasileño.

“Sentenciado injustamente, el hermano Lula da Silva es víctima de una conspiración que busca impedir que sea candidato y gane las elecciones con el apoyo del pueblo al que le dedicó toda su vida. Fuerza hermano Lula”, señaló Morales a través de su cuenta en la red social Twitter.

La ratificación de la condena contra Lula deja en manos del Tribunal Electoral el pronunciarse acerca de la posible candidatura del líder izquierdista a las elecciones presidenciales del próximo mes de octubre, puesto que la legislación brasileña inhabilita electoralmente a toda persona que haya sido condenada en segunda instancia.

Mientras tanto, los últimos sondeos arrojan que el fundador del Partido de los Trabajadores lideraría la intención de voto e incluso ganaría una eventual segunda vuelta en las próximas presidenciales.

“Aun quedan muchas batallas por luchar y ganar. Su verdad triunfará. Los obreros, originarios, trabajadores y pueblos antiimperialistas estamos contigo #LulaInocente”, remarcó Morales en otro comentario.

Tras conocerse el fallo final de la Justicia brasileña, el expresidente brasileño aseguró que, pese a la condena en su contra, que catalogó de “gran provocación”, él va a ser “candidato a la Presidencia” de Brasil en los comicios presidenciales.

Lula, que gobernó Brasil de 2003 a 2010, fue considerado culpable por delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero en una causa relacionada con la trama de corrupción destapada en la estatal Petrobras. El exmandatario ha rechazado en reiteradas ocasiones las acusaciones en su contra, asegurando que “no hay pruebas para culparlo”.

Comentarios desde Nuestro facebook