Rector de la UNAM pide guardar un minuto de silencio por caso Marco Antonio.

A pesar de la localización de Marco Antonio Sánchez Flores, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, señaló que la comunidad universitaria se siente indignada, por lo que pidió al Consejo Universitario un minuto de silencio.

 

Graue Wiechers, aseguró sentirse preocupado por el estado de salud del joven y señaló que la oficina del Abogado General ha estado en contacto con la familia de Marco Antonio.

“Hemos venido acompañando el caso de Marco Antonio desde un principio y estamos muy indignados, desapareció inicialmente; y luego muy satisfechos de la respuesta de la comunidad universitaria, de las ciudadanía y de las autoridades para su localización. Hoy seguimos muy preocupados por su estado de salud”, dijo.

Asimismo, el rector comentó que ayer martes platicó con el director del Instituto de Pediatría para conocer el estado de salud del universitario y “aparentemente va mejorando”.

También explicó sobre las protestas de los estudiantes de la Preparatoria 5 y 8 por lo que consideró “son manifestaciones de indignación de los muchachos por la violación de derechos humanos y creo que en esa medida hay que entender”.

Al iniciar la sesión de Consejo, el rector pidió un minuto de silencio en memoria del científico Ricardo Miledi, fallecido en diciembre pasado y por los actos de violencia que sufrieron miembros de la comunidad en las últimas semanas”.

“Aprovechamos el momento para manifestar nuestra indignación ante los actos de violación de derechos humanos que sufrieron nuestros miembros de la comunidad en las últimas semanas”, recalcó.

El rector dijo sentirse preocupado por la criminalización hacia los jóvenes.

Fotografía: Andrea Murcia/Cuartoscuro.

Con información de El Universal.

Comentarios desde Nuestro facebook