Sacerdotes ejecutados consumieron alcohol y se fotografiaron con armas horas antes de morir.

El fiscal de Guerrero, Xavier Olea, informó que los presbíteros Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, asistieron a una fiesta el 4 de febrero, en la que ingirieron bebidas alcohólicas y se les vio con armas de grueso calibre, antes de ser ejecutados en la carretera federal Iguala-Taxco.

Uno de los presbíteros asesinados esta madrugada en Taxco, el sacerdote del pueblo minero de Mezcala, Germaín Muñiz posando con armas y sujetos encapuchados. Foto: Especial

En rueda de prensa, Olea Peláez, detalló que las “hoy víctimas salieron imprudentemente a las 19:00 horas, el 4 de febrero con dirección a Taxco, donde hicieron una parada en un hotel”.

Destacó que el sacerdote Germaín Muñiz García fue fotografiado portando un arma de grueso calibre y en compañía de hombres fuertemente armados.

Se tiene conocimiento de que los sacerdotes acudieron a dicho baile, estuvieron ingiriendo bebidas alcohólicas, lo que implica para ellos una imprudencia”, agregó.

s-sacerdotes-germain-muñoz-ivan-anorve-ejecutados-dentro-camioneta.jpg: Taxco, Gro. 04Febrero2018. / La camioneta Toyota Hilux en la que viajaban los sacerdotes Germain Muñoz García, de 40 años e Iván Añorve Jaime, de 40 años, quienes fueron ejecutados a balazos la madrugada de ayer en Taxco cuando regresaban de un baile realizado en la comunidad de Juliantla. En el ataque otras tres personas, entre ellos una joven mujer, resultaron lesionados por las balas y una más resultó ilesa. Foto: El Sur.

Comentarios desde Nuestro facebook