Video cobertura: Disturbios en precampañas de CDMX

Vea los videos al final de esta pagina.

Dos nuevas trifulcas se registraron ayer en la delegación Coyoacán entre morenistas y perredistas: los del sol azteca impidieron la realización de los mítines de la precandidata Claudia Sheinbaum.

Durante la gresca de la tarde volaron sillas, piedras, huevos y botellas. Hubo descalabrados y lesionados de ambos bandos.

Por la noche, mujeres de ambos partidos se enfrascaron en una batalla campal, por lo que también se suspendió el evento.

En su cuenta de Twitter, Sheinbaum aseguró que “la agresión que recibimos en Coyoacán por sujetos del PRD y la delegación es inaceptable. Pero no nos van a doblegar. Somos millones que haremos historia en la Ciudad y en el país”.

Antes de las 16:00 horas, personas, que no eran militantes de Morena, arribaron a los alrededores del lugar donde se realizaría el evento, en la colonia Villa Quietud. Llevaban cartulinas en contra de la ex delegada de Tlalpan.

“Fuera Sheinbaum”, “Asesina y corrupta”, “Justicia para el Rébsamen”, “La delegación Coyoacán no te quiere”… fueron algunos de los textos escritos en las cartulinas blancas y fluorescentes.

Cuando se acercaba la hora de inicio del mitin y se dieron cuenta de que Sheinbaum se aproximaba al templete, comenzaron a acercarse algunos sujetos, quienes no portaban camisetas o distintivos de algún partido político, e iniciaron las agresiones a los asistentes. Luego comenzaron a aventar las sillas y lanzar piedras y huevos al estrado, donde estaría Claudia Sheinbaum.

El zafarrancho duró cerca de media hora, tiempo en el que los morenistas trataban de apaciguar a los supuestos perredistas. Y como no lo consiguieron se hicieron de palabras; incluso por el micrófono gritaban: “fuera PRD”, “fuera PRD”, a lo que los del otro bando coreaban: “PRD”, “PRD”… “PRD”.

Un grupo de personas quemó una megapancarta con la leyenda de Morena.

Durante todo el tiempo de la trifulca no apareció ninguna autoridad policiaca.

Más tarde, ambos grupos reportaron personas descalabradas; incluidos algunos representantes de los medios de comunicación.

Horas después, casi a las 19:00 horas, la dirigencia del PRD en la Ciudad de México se deslindó de los hechos ocurridos durante el acto de precampaña de Morena.

Mediante un comunicado en calidad de urgente, el sol azteca aseguró que las personas que aparecen en los videos difundidos en redes sociales gritando: “¡PRD, PRD!” y realizando desmanes, son personas ajenas a nuestro instituto.

“Exigimos a las autoridades electorales y a las de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, así como a la Fiscalía para la Atención de Delitos Electorales, su inmediata intervención para determinar responsabilidades y poder establecer la identidad y motivación de los agresores”, abundó el PRD capitalino.
En respuesta, la Secretaría de Gobierno de la CDMX reiteró su compromiso de investigar y deslindar responsabilidades; asimismo, se ofreció a acompañar a los periodistas que fueron agredidos durante los acontecimientos.

¿CACERÍA EN TERRITORIOS AMARILLOS? No es la primera vez que Claudia Sheinbaum se topa con opositores que revientan u obstaculizan sus actos de campaña: en Iztacalco y Coyoacán ocurrieron cosas similares. Incluso el martes el equipo de campaña de la exsecretaria de Medio Ambiente, tuvio que cambiar la sede ante el hostigamiento de vecinos de la Gustavo A. Madero vinculados al PRD.

Crónica acompañó el martes a la candidata a la jefatura de Morena durante los tres eventos proselitistas que realizó por el territorio gobernado por el perredista Víctor Hugo Lobo.

Y comprobó cómo Sheinbaum tuvo que cambiar hasta en tres ocasiones la sede de sus eventos, puesto que en todo momento fueron obstaculizados por simpatizantes perredistas.

Pasaron horas para que Sheinbaum encontrara un lugar, en la colonia Forestal,  donde pudo platicar con sus seguidores.

Fue en un callejón donde se improvisó la reuniçon de la ex secretaria de Medio Ambiente con sus simpatizantes.

Minutos antes de que comenzara el evento, los mismos vecinos preguntaban a todo aquel que quería entrar al callejón, “¿quién eres?, “¿con quién vienes?”, “identifícate”… Lo anterior para evitar que se filtrara gente del sol azteca.

Incluso, los morenistas grabaron y fotografiaron a toda persona desconocida que se paraba por el sitio aunque fuera a husmear. El evento se realizó con horas de retraso.

El segundo mitin fue en la Guadalupe Proletaria. Los morenistas contrataron de última hora un minisalón de fiestas para que Sheinbau hiciera campaña.

El tercero y último evento fue en Aragón, ya en la noche. La candidata de Morena platicó con sus simpatizantes en una bodega. Ninguno de sus eventos fue en espacios públicos.

En las calles se topó con cartulinas de rechazo y mantas en las que se le informaba que no era bienvenida y la acusaban de quitarle la candidatura a Francisco Chiguil, exdelegado que fue involucrado en la muerte de los adolescentes de la discoteca News Divine.

Fue un mal día para la exdelegada de Tlalpan, quien en sus discursos —todos fueron iguales— críticó la labor de Miguel Ángel Mancera, a quien acusó de quitar programas impulsados por Marcelo Ebrard.

Comentarios desde Nuestro facebook