Video: Trump niega haber usado la expresión “paises de mierda”

Pese a que la Casa Blanca no lo negó y que algunos de los legisladores que lo atestiguaron lo confirmaron y otros se mantuvieron en silencio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rechazó haber utilizado un lenguaje despectivo al referirse a la migración africana, de El Salvador y de Haití.

Visualice video reportaje en la parte baja de esta nota:

 

“Fue duro el lenguaje que utilicé en la reunión sobre DACA, pero este no fue el lenguaje que usé. Lo que fue realmente duro fue la desubicada propuesta, un gran retroceso para DACA”, escribió Trump la mañana de este viernes en su cuenta personal en la plataforma de Twitter.

Y agregó: “Nunca dije alguna cosa despectiva sobre los haitianos, más allá de decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con muchos problemas. Nunca dije que los sacaran. Es un invento de los demócratas. Tengo una magnífica relación con los haitianos. Probablemente deba grabar mis próximas reuniones, desafortunadamente no hay confianza”.

El jueves de esta semana, durante una reunión con seis senadores, tres demócratas y tres republicanos, al hablar del tema migratorio Trump declaró que Estados Unidos debe aceptar la migración de países como Noruega, más no de “naciones mierda”, en referencia a migrantes procedentes del continente africano, de El Salvador y de Haití.

La expresión de Trump en la sesión con los legisladores para discutir una solución sobre la Acción Diferida para llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), generó de inmediato una serie de críticas y descalificaciones al mandatario.

“Es un lenguaje racista y una desgracia que no representa a los Estados Unidos”, consideró Steny Hoyer, representante federal por el estado de Maryland y el número dos en la dirigencia de la minoría de su partido en la Cámara de Representantes.

El término racista usado por Trump en referencia a los migrantes africanos, de El Salvador y de Haití, fue reportado como primicia por el diario The Washington Post, a lo cual la Casa Blanca no desmintió.

No es la primera ocasión que Trump utiliza un lenguaje racista para referirse a la inmigración que llega a su país, cuando anunció su postulación como candidato a la nominación presidencial republicana, tildó a los mexicanos de “violadores, narcotraficantes y criminales”.

En el libro titulado “Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump”, el autor de la obra; Michael Wolff, sostiene que varios asesores cercanos al presidente, sus amigos multimillonarios y empresarios y hasta miembros de su familia, lo consideran como un “incapacitado mentalmente” para ejercer la presidencia.

En reacción a lo publicado en la obra de Wolff, también por medio de su cuenta personal en la plataforma de Twitter, Trump se autoproclamó “un genio muy estable”.

Coincidentemente con su negativa de haber usado un lenguaje peyorativo para referirse a la inmigración salvadoreña, haitiana y africana, este mismo viernes Trump será sometido a un examen médico de rutina en el Hospital Nacional Militar, Walter Reed, y se espera que la Casa Blanca dé a conocer los resultados de la auscultación al mandatario.

Comentarios desde Nuestro facebook

Deja un comentario